ESPACIO DE HOMENAJE Y DIFUSION DEL CINE ITALIANO DE TODOS LOS TIEMPOS



Si alguién piensa o cree que algún material vulnera los derechos de autor y es el propietario o el gestor de esos derechos, póngase en contacto a través del correo electrónico y procederé a su retiro.




miércoles, 4 de noviembre de 2020

Febbre di vivere - Claudio Gora (1953)


TITULO ORIGINAL Febbre di vivere
AÑO 1953
DURACIÓN 110 min.
PAÍS Italia 
IDIOMA Italiano
SUBTITULOS Español (Separados)
DIRECCIÓN Claudio Gora
GUIÓN Suso Cecchi d'Amico, Luigi Filippo D'Amico, Claudio Gora, Lamberto Santilli, Leopoldo Trieste
MÚSICA Valentino Bucchi
FOTOGRAFÍA Enzo Serafin, Oberdan Troiani (B&W)
REPARTO Massimo Serato, Marina Berti, Anna-Maria Ferrero, Marcello Mastroianni, Sandro Milani, Nyta Dover, Rubi D'Alma, Vittorio Caprioli, Paola Mori, Carlo Mazzarella
PRODUCTORA Bac Film
GÉNERO Drama

Sinópsis
Las vidas de una serie de personajes de la alta sociedad. En realidad son unos "don nadie", como el protagonista, Massimo (Massimo Serato), un triste corredor de apuestas que se dedica a romper los corazones de cuantas chicas salen a su paso. La culpa es de su atractivo; pero, eso sí, cuando haya un asesinato de por medio, pondrá pies en polvorosa. (FILMAFFINITY)


Massimo Fontana, vive lujosamente y sabe aprovechar su gran carisma para manipular a los que le rodean. Dirige una casa de apuestas de carreras y es el líder de un grupo de jóvenes viciosos y vagos.
Como está hasta el cuello de deudas, organiza el amaño de una carrera de trotones. El plan falla y se ve atrapado entre la denuncia y el retiro de la licencia por un lado, y las presiones de los prestamistas por otro.
Anteponiendo el beneficio propio, nunca ha dudado en traicionar a quien sea, incluso a sus más cercanos.
Su amigo Daniele, un joven a quien Massimo arrastró por el mal camino, sale de la cárcel donde acabó hace tres años a pesar de ser inocente y descubre que Massimo había sobornado al abogado que le defendió para que fuera condenado y así embolsarse él una cantidad de dinero. Daniele va a su casa con la intención de mostrarle su rencor y pedirle explicaciones, pero Massimo lo frena hábilmente aprovechando su debilidad de carácter. Para apaciguarlo, le pone en contacto con Lucia, su exnovia, de la que Daniele aún está enamorado, aunque ésta no quiere saber nada de su antiguo amor.
Cuando Massimo descubre que Elena, su novia, está embarazada, convence a Sandro, uno de sus amigos y nueva pareja de Lucia, para que declare ser el padre ante la familia y le den el dinero necesario para que Elena aborte. Pronto, la joven es llevada ante un médico abortista.
Un día, en casa de Massimo, están reunidos Daniele, Lucia, Sandro y él. Poco a poco, todas las verdades empiezan a salir a la luz y se produce una acalorada discusión entre Massimo y Sandro cuando éste quiere contar a Lucia lo del aborto. En mitad de la pelea, Massimo lo mata accidentalmente de un golpe. Simulando un accidente, arroja el cadáver por la ventana ante el asombro e impotencia de Daniele y Lucia.
Ya en la morgue, la muchacha decide confesar lo ocurrido y denunciarse a sí misma y a los dos hombres. Massimo es llevado a prisión, mientras que ella y Daniele son liberados por el comisario.
Elena, por su parte, decide continuar con el embarazo.

Curiosidades
-El verdadero nombre de Claudio Gora era Emilio Giordana.
-Marina Berti (Lucia en la película) era la esposa de Gora en la vida real.
-En los carteles del film puede leerse Marcello Mastrojanni, no así en los títulos de la película que aparece Mastroianni.
-“Febbre di vivere” fue en su día seleccionada entre las "100 películas italianas dignas de conservarse".
-La película obtuvo la “Nastro d’Argento” (Cinta de Plata) a la Mejor Música y a Claudio Gora "Per aver impostato una coraggiosa indagine di ambiente e di costumi".




Fulminante ritratto di un’Italia egoista, miserevole, narcisa e senza speranza che sguazza e gode nell’amoralità.
Il dittico iniziale dell’opera registica di Claudio Gora (pseudonimo di Emilio Giordana) si presenta come asimmetrico e spiazzante rispetto ai modelli neorealistici dell’epoca: Il cielo è rosso (1950) tratto dall’omonimo romanzo di Giuseppe Berto e Febbre di vivere (1953) liberamente ispirato al dramma “Cronaca” di Leopoldo Trieste raccontano, in modo quasi astratto e attraverso l’ossessione del riscatto a tutti i costi, storie archetipiche della società italiana del dopoguerra. Lo stile di Gora – che si manifesta nella sua pienezza solo nel dittico degli anni ’50 – è decisamente moderno per l’epoca visto che presenta tratti hitchcockiani, e opta per una costruzione filmica, diversa e bruciante, che alterna long-take narrative (e mai descrittive) a fulminanti primi e primissimi piani espressivi ed affettivi. Va inoltre sottolineato, nel merito, l’uso moderno dell’angolazione con immagini schiaccianti dall’alto ed esaltanti dal basso che hanno chiara matrice wellesiana e che – oltre a non essere mai fini a se stesse – mostrano una realtà perennemente incombente e minacciosa. Gora non è ottimista, mette in scena generazioni dissolute, incapaci di sentimenti, opportuniste e lubriche in cui ci sono padroni che, per i loro biechi interessi, sadicamente, manipolano e utilizzano servi ingenui e colpevoli (mai pienamente vittime). Il film esce “marchiato” con il divieto ai minori di 16 anni e presenta un finale vagamente conciliante con l’uomo e la donna che escono assieme dal commissariato, diverso rispetto all’ originale, cupo e disperato, con la donna che da sola si allontanava verso l’oscurità. In poco meno di un’ora e mezza, Febbre di vivere traccia il ritratto cronachistico della disillusione e dell’evanescenza di un frammento generazionale: lo fa con una misura e una furia inusuali e soprattutto mettendo in scena personaggi sgradevoli che si agitano in un sottobosco torbido e malsano.

2 comentarios: