ESPACIO DE HOMENAJE Y DIFUSION DEL CINE ITALIANO DE TODOS LOS TIEMPOS



Si alguién piensa o cree que algún material vulnera los derechos de autor y es el propietario o el gestor de esos derechos, póngase en contacto a través del correo electrónico y procederé a su retiro.




viernes, 16 de diciembre de 2011

EXTRA: Pintura > Violencia y belleza (Los dibujos de Boticelli para la Divina Comedia)


TITULO Violencia y belleza (Los dibujos de Boticelli para la Divina Comedia)
PRODUCCION Y DIRECCION Ben McPherson
IDIOMA Inglés
SUBTITULOS En español
SINOPSIS En este documental, diferentes especialistas ofrecen interpretaciones no sólo acerca del trabajo del artista florentino, sino también de la obra fundamental de Dante Alighieri que aquél ilustró.


El Infierno Dantesco por Botticelli

Botticelli pintó varias veces en su vida ilustraciones de la Divina Comedia de Dante Alighieri. Los dibujos del ciclo aquí presentado fueron hechos en un periodo de tiempo largo, aproximadamente entre 1480 y 1500. No es improbable que estas ilustraciones puedan identificarse con el ciclo de Dante que Botticelli pintara para su bienhechor y mecenas, Lorenzo di Pierfrancesco, de la familia Medici.
Por razones desconocidas, los dibujos no llegaron a terminarse. Sólo 4 de las 93 hojas conservadas -9 ilustraciones se han perdido en el curso del tiempo- están coloreadas, lo que primitivamente se había previsto para todas.

La Historia
Los Noventa y dos folios que forman esta serie incompleta de ilustraciones para la Divina Comedia no se encuentran juntos, sino que están separados en dos grupos. Por un lado, ochenta y cinco de ellos se encuentran en Berlín, mientras  los otros siete pertenecen a la Biblioteca Vaticana. Los dibujos de Botticelli quedaron en el olvido poco después de su realización, ya que tras las noticias que nos dejó Vasari acerca, solamente, del grupo de los diecinueve ilustraciones, nada se supo de ellos hasta finales del siglo XIX. Éstos comenzaron a ser conocidos en 1882, cuando pasaron de la Colección Hamilton, en Escocia, al Kupferstichkabinett de Berlín, y sobre todo gracias a la obra de Lippmann. Cuando el museo berlinés se hizo cargo de los pergaminos, procedió a separarlos de la encuadernación en la que se encontraban y fijarlos sobre cartones duros para así poder analizarlos y reproducirlos con mayor comodidad y seguridad.
Poco después de la aparición de la obra de Lippmann en 1896, fueron hallados en los fondos de la biblioteca de la reina Cristina de Suecia otro siete folios que posteriormente pasaron a la Biblioteca Vaticana. Éstos estaban en un códice misceláneo que contenía dieciocho obras diferentes, conservados de forma fragmentaria y sin ninguna conexión entre ellos. Los fragmentos habían sido hechos encuadernar por Pío IX. Los siete folios con dibujos ilustrativos de la Divina Comedia eran iguales a los del museo Berlín, por lo que pertenecían a la misma obra, y contenían siete dibujos que ilustraban siete cantos del "Infierno". Más tarde, el mismo Lippmann, tras haber analizado los dibujos encontrados en Roma, los reprodujo igual que el resto.
Después de la Segunda Guerra Mundial, los folios conservados en Berlín fueron separados en dos grupos, quedando uno, de cincuenta y siete folios, referentes a la mayor parte del "purgatorio" y a todo el "Infierno", en la parte oriental de la ciudad, en Kupferstichkabinett, y otro de ventiocho, en la occidental, en el Museo de Dahlem. Por lo que respecta a los que se encontraron en la Biblioteca Vaticana, después de ser analizados minuciosamente por Lippmann y otros estudiosos como Lamberto Donati, fueron encuadernados nuevamente.
Actualmente, los folios se encuentran custodiados por las mismas instituciones que los han conservado, por lo que la Kupferstichkabinett de Berlín sigue teniendo en su poder ochenta y cinco, mientras la Biblioteca Vaticana tiene los siete restantes. En ambos lugares, la situación de tutela y conservación de los dibujos hace imposible el acceso del público al mismo.

El Estilo
Botticelli es un pintor cuyo estilo se ha caracterizado por el uso de la línea, una línea movida y elegante que es un elemento fundamental en toda su producción artística, sobre todo en una época en la que la mayoría de los artistas estaban más preocupados por la representación de la tridimencionalidad y la perspectiva por medio de los colores y las luces. La línea juega un papel importantísimo en la serie de ilustraciones para el poema de Dante, debido principalmente a la ausencia de color. Estos dibujos están realizados con una gran economía de medios (una simple punta de metal, pluma y tinta), dando vida a los personajes con escasos trazos.
A este respecto se han referido también la mayoría de los investigadores, emitiendo valoraciones críticas tanto de un modo positivo como negativo. Así, Venturi señala que el pintor utilizó la fuerza expresiva de la línea para mostrar al espectador las numerosísimas matizaciones psicológicas de los personajes y de las distintas situaciones que Dante plasmó en su poema mediante palabras, y dice que "ninguna pintura de Sandro es más altamente significativa de su genio que estas señales de líneas inspiradas por las páginas del divino poema". En unos términos similares se ha pronunciado otro autor, Bertini, quien alaba la innagotable variedad de detalles de que constan estos dibujos, aunque afirma que la línea ya no posee un carácter gotizante, como había sido habitual en la obra de Botticelli, sino acusadamente renacentista. Por el contrario, Berenson dice acerca de la importancia de la línea en estos dibujos, que sería absurdo pensar que solamente mediante líneas y contornos se puedan expresar las sensaciones y emociones que brotan de los versos de Dante, y que la grandeza de estas ilustraciones reside en haber salido de la mano "de uno de los máximos artistas de la línea pura", es decir Botticelli, y no por ilustrar la Divina Comedia.
http://ejrios.blogspot.com/

3 comentarios:

  1. Hola, quisiera saber si es posible actualizar los enlaces, de este Documental, he buscado por todos lados y no logro encontrarlo. muchas gracias.

    ResponderEliminar